AIA realiza importante llamado para mejorar calidad de vida y competitividad de la industria minera en Cena AIA 70 años

cena aia1

Llamado fue realizado por su Presidente, Marko Razmilic, a más de 500 participantes de este evento que congregó a importantes autoridades y ejecutivos de las principales compañías mineras, industriales y proveedoras del país.

“En 25 años no hemos logrado todavía construir una industria proveedora regional de clase mundial y tampoco todavía hemos construido ciudades que ofrezcan buenos servicios de educación, salud e infraestructura”. Este fue el crudo análisis realizado por el Presidente de la Asociación de Industriales de Antofagasta, AIA, Marko Razmilic, como parte del discurso realizado en la Cena AIA 2014, evento que congregó a importantes autoridades y ejecutivos de las principales compañías mineras, industriales y proveedoras del país.

El encuentro fue encabezado por la Ministra de Minería, Aurora Williams; el Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán; el Intendente de Antofagasta, Valentín Volta; el Presidente de Icare, Guillermo Tagle, y los más importantes ejecutivos de empresas mineras, proveedoras, entre gremiales y autoridades regionales.

Durante su alocución, el Presidente de la AIA, manifestó que pese a que en el último cuarto de siglo los indicadores económicos y sociales mejoraron principalmente por la “fuerza motriz de la minería y su modelo encadenado y de inserción comunitaria”, las comunas de la región y su población “necesitan una mejor calidad de vida” dado que –asegura Razmilic- “nuestras ciudades profundizan rasgos de lugares de paso, rasgos de campamento temporal”.

Como ejemplo, se refirió al poco arraigamiento de quienes trabajan en la zona, los que viven en pensiones mientras laburan, colapsando además los aeropuertos cuando viajan camino a sus viviendas ubicadas en otras regiones, agregando a ello que “grandes empresas del retail, bancos y empresas de servicios no tienen compromisos de RSE en nuestras ciudades”.

A ello, suma el que “nuestra calidad de vida se ha depreciado”, manifestando que existe una carestía de la vivienda, además de una mala calidad de la educación y salud, razón por la cual es necesario tomar cartas en el asunto para no escribir el libro “Antofagasta un caso regional de desarrollo frustrado”.

SOLUCIONES

Esta “alerta temprana”, como calificó Razmilic su análisis, puede remediarse con diversas acciones concretas. Partió mencionando la necesidad de mejorar la competitividad de la industria, siendo necesario una alianza estratégica potente con las empresas proveedoras regionales “bajo un modelo ganar-ganar; esto es, innovar con nuevas y mejores prácticas en la gestión de abastecimiento y contratos”, además de “desarrollar las competencias empresariales de nuestras empresas pequeñas y medianas”.

Junto a ello, hizo hincapié en el daño que provoca a la región y a la eficiencia de la industria la cultura faenera del fly in fly out, al no generar comunidad ni sustentabilidad debido al desarraigo de quienes trabajan en la zona, “por lo que tenemos que poner fin a esta mala práctica”, debiendo para ello exigirse a quienes laburen acá el radicarse, además de incentivar que “nuestras plazas laborales deban ocuparse preferentemente con mano de obra local preparada”.

Para propiciar todo esto, afirmó Razmilic, es crucial mejorar varios aspectos, “aumentándose nuestra inversión pública y mejorando la gestión en áreas claves como bienes nacionales, educación y salud”, junto a la necesidad de mejorar la capacidad de autogobierno, a través del “fortalecer nuestra organización, coordinación y movilización tras nuestra visión estratégica”.

Por ello el líder gremial hizo un llamado a iniciar ya una nueva etapa en el desarrollo regional, reafirmando que “la Región de Antofagasta debe ser la primera región desarrollada del país y ejemplo de que la industria minera no es una maldición. Debemos trabajar unidos para capitalizar la bendición de nuestros recursos naturales”, afirmó.

MAYOR VÍNCULO

En esta misma línea, tanto la Ministra de Minería como el Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, concordaron en la importancia que tiene que el sector minero se involucre de manera más activa en contribuir en el desarrollo sustentable de las comunidades en las cuales están insertas, “no siendo capaces hasta ahora de generar ciudades más amables”, señaló la Ministra Williams.

En este ámbito, ambas autoridades además coincidieron que para contribuir a ello es fundamental el contar con capital humano regional calificado “con mayor equidad social”, señaló Eduardo Bitrán de Corfo.

Afirmó además que “la creación de capital social debe ser en alianza entre la industria y la sociedad”, agregando la secretaria ministerial que “es prioritario el profundizar en el vínculo industria-comunidad y contribuir así al desarrollo”.

Aurora Williams no dejó pasar la oportunidad para felicitar a AIA por sus 70 años de vida trabajando en pos del desarrollo de la región, manifestando la importancia que tiene esta entidad a nivel nacional, siendo iniciativas como el Colegio Don Bosco Antofagasta una clara muestra del compromiso histórico y constante por “generar nuevos talentos y además contribuir así a profundizar la relación con la comunidad”.

PREMIOS AIA

Junto a estas palabras, este encuentro de camaradería de la industria minera nacional, también es el espacio escogido para que la Asociación de Industriales de Antofagasta haga entrega de sus Premios AIA Gestión 2013.

El Premio Desarrollo Industrial recayó en Maestranza Gordillo por su proyecto “Nuevas plantas en el sector industrial La Negra para fabricación y reparación de equipos industriales de alto tonelaje. En tanto el Premio Aporte Tecnológico fue para Codelco División Chuquicamata por su iniciativa “Disminución en la generación de restos de ánodos en proceso de electrorefinación”.

El Premio Gestión Sustentable fue para Compañía Minera El Tesoro por su proyecto “Gestión integral de la sustentabilidad: seguridad, medio ambiente y comunidad”. Lavotec en tanto por sus meritos en logros productivos, comerciales, tecnológicos y gremiales como empresa emergente obtuvo el Premio Mediana y Pequeña Empresa.

Por su extensa trayectoria como ejecutivo y su constante aporte y compromiso con la Región de Antofagasta, se distinguió con el Premio Radoslav Razmilic al Superintendente de Desarrollo Sustentable de Barrick Zaldívar, Jorge Díaz.

En tanto el más tradicional reconocimiento que otorga AIA, el Premio José Santos Ossa y que distingue a aquel empresario con una destacada y exitosa trayectoria como empresario en la Región de Antofagasta, fue para Domingo Acevedo Altamirano, fundador de VRC Industrial y Compañía Ltda.

Junto a estos reconocimientos y en el marco de las conmemoraciones de los 70 años de vida de esta entidad gremial, se procedió a reconocer el aporte de los ex presidentes, quienes con su compromiso y capacidad contribuyeron a forjar lo que es hoy esta institución. Así fueron reconocidos Neven Ilic, Patricio Granic, Iván Simunovic y Felipe Trevizan, quienes posteriormente y acompañados de la Ministra de Minería y del actual Presidente del Directorio, procedieron a cantar el cumpleaños feliz por este aniversario y apagar las velas de una torta especialmente elaborada para la ocasión.

Así mismo y para reconocer el aporte efectuado para la concreción del nuevo proyecto educativo, el Colegio Técnico Industrial Don Bosco de Calama, es que AIA quiso reconocer el aporte de Codelco División Chuquicamata y Sociedad Contractual Minera El Abra, quienes a través de su apoyo permitirán prontamente materializar la construcción de la primera etapa de este nuevo plantel educativo.

 

Deja un comentario