Colegio Técnico Industrial Don Bosco celebró diez años de vida

img 2485

En una solemne ceremonia que contó con la presencia del Ministro de Minería, Hernán de Solminihac, este establecimiento conmemoró una década entregando educación técnica de excelencia y un alto sentido valórico a más de mil 500 jóvenes.

 Reafirmando una vez más el compromiso de seguir formando jóvenes con un alto nivel técnico-profesional, pero además con un alto sentido valórico y moral, es que el pasado lunes el Colegio Técnico Industrial Don Bosco celebró su décimo aniversario, institución educacional que nace de la alianza entre el Arzobispado de Antofagasta, la Asociación de Industriales de Antofagasta, AIA, y la Congregación Salesiana.

 Esta ceremonia, también marco el inicio del año escolar 2012 de este establecimiento y contó con la presencia del Ministro de Minería, Hernán de Solminihac; el Subsecretario del Trabajo y Previsión Social, Bruno Baranda; el Intendente Regional, Alvaro Fernández; el Arzobispo de Antofagasta, Monseñor Pablo Lizama; el Diputado Pedro Araya, además del Padre Rector de este recinto, Giusseppe Carraro; el Presidente de la Asociación de Industriales de Antofagasta, Felipe Trevizan, y empresarios, autoridades regionales, militares, padres y apoderados, entre otros.

En la ocasión, el Ministro de Minería destacó el aporte que hace el sector privado en la concreción de esta iniciativa y dijo que  “estar en un colegio de niños relacionado con la minería es un orgullo que nos motiva a seguir promoviendo la formación de nuevos técnicos y profesionales para enfrentar las grandes oportunidades que ofrece el futuro del sector”.

De Solminihac también dijo que “el colegio es un ejemplo que apunta en esa dirección y a través de iniciativas como ésta, debemos motivar también al resto del país para que participen en una actividad tan importante como lo es nuestra minería”.

Para dar la bienvenida a los alumnos, el nuevo Rector, Reverendo Padre Giuseppe Carraro, entregó un saludo especial a los 360 nuevos alumnos de séptimo básico y primero medio que ingresaron este año al recinto, a quienes les dijo que deben sentirse orgullosos de ser parte del colegio que “desde su inició el 2002 ha tenido un compromiso de excelencia en cuanto a vincular de manera integral el desarrollo de los jóvenes en  lo académico, técnico, valórico y moral”, dijo.


INEDITA INICIATIVA

Tras las palabras del clérigo, fue el Presidente de la AIA, Felipe Trevizan, el encargado de dirigirse a los presentes, para destacar la importancia que reviste para la AIA este proyecto educativo “dado que nace de una alianza poco común entre el sector público-privado, siendo el Colegio Técnico Industrial Don Bosco el único recinto construido exclusivamente con el aporte del sector minero-industrial”, precisó.

Junto a esto, valoró el hecho que de este establecimiento este emplazado en el corazón de la minería del país, “en el teatro de operaciones, el campo de batalla de las operaciones mineras, donde realmente podemos visualizar las necesidades del sector, siendo el CTI Don Bosco la muestra palpable de esas necesidades se pueden satisfacer”.

Finalmente Trevizan resaltó que “a 10 años de haber concretado “este sueño que como gremio teníamos desde hacía muchos años,  hoy se cuenta con un plantel de primerísima calidad en cuanto a infraestructura y nivel académico”. También,  invitó a los alumnos presentes a tener grandes sueños y a trabajar duro para lograrlos.

 

RECONOCIMIENTOS

Pero como toda celebración, esta ocasión fue la propicia para efectuar una serie de reconocimientos a quienes han contribuido al éxito de esta iniciativa, la cual desde su puesta en marcha el 2002 ha permitido que mil 595 jóvenes egresaran, de los cuales mil 398 recibieron su título técnico durante estos años.

Fue así como se distinguió a los Past Presidente de la AIA, Iván Simunovic y Fernando Rivas, quienes en su calidad de ex presidentes del gremio, impulsaron y concretaron esta iniciativa.

También se  hizo entrega de reconocimientos a los  ex rectores, padres Ulises Aliaga Rojas, Juan Ibañez García y  Luis Rendich Mendoza,  quienes contribuyeron al éxito de este proyecto educativo y se reconoció a siete funcionarios que desde la fundación del Don Bosco han sido parte de este proceso educativo, entregando un reconocimiento por 10 años de servicios.

En tanto, uno de los momentos de mayor emoción de la ceremonia se dio cuando un apoderado del CTI Don Bosco, Oscar Cepeda Sagua, se dirigió a los presentes señalando su orgullo por poder ser parte de este proyecto educativo, “ya que dos de mis hijos han estado y están ligados a este establecimiento, ya que el año pasado uno de mis hijos se tituló, mientras que ahora otro de mis hijos ingreso a séptimo básico, lo cual demuestra mi absoluta confianza de que acá se forman a jóvenes íntegros tanto en lo académico, como en lo valórico”, dijo.

Finalmente, el Arzobispo de Antofagasta, Monseñor Pablo Lizama, realizó la bendición de las insignias de los nuevos alumnos.


{gallery}galeria/2012/marzo/10_anosdonbosco{/gallery}


Deja un comentario