Radiotelescopio ALMA: los ojos para descubrir el universo

proyectoalma

Aunque aún está en construcción, el proyecto astronómico más importante del planeta cuenta actualmente con 50 antenas de 16 kilómetros de diámetro, que funcionan conjuntamente.

Cómo se forman las estrellas y planetas, cómo se ensamblan las galaxias y cómo se forman las moléculas que son la base de la vida, han sido algunos de los descubrimientos que ha realizado el proyecto de origen asiático, norteamericano y europeo, Atacama Large Milimeter/submilimeter Array, más conocido como ALMA, el radiotelescopio considerado como el más poderoso de la historia de la humanidad. Así lo calificó el Doctor en Astronomía de la Universidad de Chile, Juan Rodrigo Cortés, actualmente astrónomo de operaciones científicas en ALMA, quien en el marco del Programa Cultural de Exponor 2013, dictó la conferencia “Objetivos y perspectivas sobe el proyecto ALMA: La aventura de explorar el universo frío”.

La actividad, que  se desarrolló en el Centro de Extensión de la Universidad de Antofagasta, se centró en la importancia que tiene este proyecto astronómico para la ciencia, sus alcances y funcionamiento.

En la oportunidad, el astrónomo utilizó la famosa frase del libro El Principito de Antoine de Saint-Exupéry, “lo esencial es invisible a los ojos”, para señalar que antes de ALMA, no existía ninguna tecnología tan poderosa que fuera capaz de decubrir y ver lo que actualmente puede hacer este proyecto.

“Hoy sabemos que el universo emite luz en muchas longitudes de onda. La luz visible que han observado los telescopios ópticos por más de 400 años es reflectada por la materia caliente del universo. ALMA es capaz de ver el llamado universo frío, es decir observa longitudes de ondas de radio milimétricas y submilimétricas, por lo que podemos decir que ALMA nos da los ojos para descubrir el universo”, indicó el doctor Cortés.

El científico agregó que con la tecnología que cuenta ALMA es posible descubrir el secreto de cómo se forman las estrellas y planetas, cómo se ensamblan las galaxias y cómo se forman las moléculas más complejas y que son la base de la vida.

 

UBICACIÖN:

ALMA se encuentra ubicado a50 kilómetrosde San Pedro de Atacama y a5.000 metrosde altura sobre el nivel del mar en la región de Antofagasta. El doctor Cortés señaló que este lugar fue escogido porque cuenta con las condiciones propicias para el proyecto: es un lugar muy seco y muy alto, condiciones que permiten ver la luz milimétrica y submilimétrica.

“Éste es un lugar único en el mundo para la observación astronómica, ya que la presencia de humedad es mínima, lo que otorga la transparencia atmosférica ideal para el desarrollo de esta actividad científica”, señaló el astrónomo.

Agregó además, que  el lugar cuenta con los cielos más transparentes y limpios del planeta por lo que la visibilidad es de más de100 kilómetrosa la redonda.

Actualmente, el lugar cuenta con un camino especial que ha permitido poder transportar las enormes antenas y construir el Centro de Operaciones (OSI), el que se encuentra a 2.900 metros de altura sobre el nivel del mar, aquí se encuentran ubicadas las oficinas y los campamentos. En tanto el edificio Técnico del sitio de Operaciones del conjunto (AOS), se encuentra ubicado a5.000 metrosde altura sobre el nivel del mar y aquí funciona el correlacionador, que es el encargado de recolectar la información de las antenas y procesar los datos en 17 cuadrillones de segundo.

 

RESULTADOS:

Algunos resultados alcanzados por el proyecto en un año y medio de funcionamiento han sido los descubrimientos revelados de cómo se forman y destruyen los planetas en el universo, así como también se ha descubierto una dulce sorpresa: azúcar en el espacio, lo que indicaría que existen algunas moléculas que son la base de la vida.

El proyecto que contempló alrededor de 1.500 millones de dólares de inversión, cuenta actualmente con el 20% de astrónomos y un 30 % de profesionales altamente calificados, todos ellos chilenos.

El científico señaló que con este proyecto la astronomía nacional está viviendo toda una revolución y se espera que su vida útil, en materia tecnológica, sea de 30 años.

Deja un comentario